En un intento por mostrarse dócil al nuevo gobierno; luego de haber sido candidato a diputado en contra de Andrés Manuel López Obrador y perder contundentemente la elección; y después de apoyar abiertamente a los candidatos del PRI y del PANAL prometiendo cientos de miles de votos de los maestros, Juan Díaz de la Torre busca desesperadamente el reconocimiento de las nuevas autoridades para conservar su posición y prebendas en el sindicato más importante de América Latina. En una señal de estar dispuesto a entregarse sin reservas argumenta la institucionalidad, dejando de lado cualquier rubor por la representación de los intereses de los maestros.  

En entrevista publicada hoy en el periódico El Universal, de la Ciudad de México, Juan Díaz de la Torre arremete contra los maestros que según su dicho, “promueven la ruptura de la unidad y traicionan al movimiento sindicalista”. En referencia velada a la acción desarrollada por las Redes Sociales Progresistas que apoyaron a Andrés Manuel López Obrador, las declaraciones pueden ser interpretadas como una provocación abierta o el inicio de hostilidades en contra del grupo afín a Elba Esther Gordillo Morales. Las manifestaciones de respaldo a la Maestra y de rechazo a Juan Díaz se han multiplicado luego del proceso electoral del 1 de julio. Diversos procesos judiciales se mantienen discutiendo la legalidad de la dirigencia de Juan Díaz de la Torre, lo que ha aumentado las especulaciones respecto de su futuro. 

Al tratar los temas de la reforma educativa ahora se refugia en los mimos argumentos expresados por Elba Esther Gordillo, cuando se opuso con vehemencia a eliminar la permanencia y manifestarse contra mecanismos punitivos contra los maestros. Pero ningún maestro olvida que él mismo y el SNTE, hace apenas unos meses, apoyaron la reforma en todos sus términos y que gracias a sus gestiones muchos maestros han sido lastimados, ofendidos y que el gremio en general goza de cada vez menos aprecio social. 

Independientemente de las consideraciones sindicales, respecto a la nula defensa de los derechos de los trabajadores en los procesos de implementación de la reforma, la manifestación política de sumisión irrestricta que hace en la entrevista es poco digna de un adversario político derrotado en las urnas.  

Queda claro que al negar cualquier traición, refleja la complejidad de su estructura moral y la proclividad a pactar sin ningún escrúpulo con el poder en turno. Pretende que los maestros le respalden como corderos para mantener los privilegios en la gestión sindical. Ignorando que el mandato que los maestros dieron al Presidente ganador de la elección fue precisamente echar abajo la reforma educativa y abrir una nueva etapa en el magisterio nacional. Pretender que esta renovación se haga con el líder que pactó la pérdida de las conquistas laborales y que encima perdió la elección frente a López Obrador, es un acto de cinismo que no puede pasar desapercibido. 

La de hoy es una manifestación desesperada por encontrar eco en las nuevas autoridades y un movimiento para provocar una respuesta de López Obrador. Es también una bofetada a los maestros que dice representar. Abre la puerta para un debate respecto del futuro del sindicalismo magisterial en México. Quizá ha llegado la hora de la auténtica libertad sindical y de buscar que los maestros cuenten con una representación auténtica, más allá de los mecanismos de toma de nota que no son otra cosa, sino formas de garantizar monopolios sindicales y privilegios, contra los que ya se manifestó contundente el pueblo de México. 

Preguntarse si ese es el tipo de liderazgo es el que quieren y merecen los maestros. Plantearse si en aras de esa pomposa unidad se justifican los privilegios económicos y materiales de los que gozan los dirigentes del SNTE. Y plantear si las nuevas autoridades quieren un sindicato a modo, entregado a cambio de prebendas, o están dispuestas a abrir una nueva etapa para el magisterio basada en el respeto a la dignidad, la libertad sindical y la reivindicación del papel social del maestro en la transformación de México. La verdadera traición al sindicalismo es respaldar la entrega a las autoridades que se ofrece hoy. 

La palabra la tienen los maestros y las autoridades. 

Foto cortesía Maestros por México Valle de México

27 COMENTARIOS

  1. Es urgente reflexionar sobre el destino de las cuotas sindicales y exigir una auditoría a un sindicato que no ha hecho nada por los maestros y que ha acumulado bienes sin beneficio para sus agremiados. Obrador tiene la solución y el apoyo de la mayoria de los maestros.

  2. Que sea destituido juan Diaz por falso y corrupto, hombre sin escrupulos que no defendiobal magisterio, sokamente defendio su comodidad vendiendose a Peña.¡ fuera traidor !

  3. Díaz de la Torre tiene pavor por perder al Sindicato, así lo demuestra con estas declaraciones. Su conciencia no la da paz, sabe su culpa.

  4. QUE LAS URNAS DECIDAN AL NUEVO LIDERAZGO A TRAVÉS DEL VOTO UNIVERSAL DIRECTO Y SECRETO A TODOS LOS MIEMBROS DEL SNTE…!! Es el momento de las bases de PEDIR una real Democracia Sindical desde la Cabeza hasta los PiES…!! ( Con el GOBNO de Obrador estamos a salvo de eso NI DUDA…)

  5. sumisión del lider no significa sumisión del lidereado, prueba de esto son los resultados de los comicios electorales del 1 de julio.
    Este lider sindical no tiene credibilidad de sus agremiados por sus altos niveles de traición al maestr@, a la nación. Quien está al servicio de la élite empresarial y política, está en contra del pueblo, del jornalero, del pieblo marginado, su discurso es un discurso camaleónico.

  6. Voto en urnas en todas delegaciones sindicales del país para nombramientos del sindicato nacional. Los congresos son una burla a la libertad de elegir por parte de las mayorías…

  7. Los maestros debemos hacerle un planto nacional a juan Díaz y exigirle su renuncia inmediata, pues es un sindicalista carro, vedido y prepotente los maestros de tabasco exigimos que se vaya, y todos losmaestros a desafiliarnos del snte

  8. Juan Diaz como Elba Esther son dos caras de la misma moneda, debemos luchar para renovar las secciones y dejar afuera a las mafias sindicales. SNTE PARA LA BASE.

  9. Que desaparezca la tradicional forma de nombrar las dirigen cías a través de congresos manipulados y amafiados en donde los delegados sólo van a levantar el dedo y su voz y voto no tiene ninguna validez. Que se someta a auditoría el manejo de los dineros (cuotas) del magisterio.

    • Buen comentario Deme, seguro los nuevos tiempos van a permitir análisis donde todo el Magisterio participe y aporte sus ideas para mejorar en todos los aspectos, saludos

  10. Voto en las delegaciones nooo. Son más corruptos algun@s delega@s, no siempre la mayor corrupción está en la cúpula trasladarnos a nuestra sección podría ser opción. Cambiar secretarios , TODOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here