El litigio del SNTE se agudiza y la maestra lleva las de ganar

0
743

Por: Jesús Mier Flores, columna publicada en El Sol de Durango

Antes de entrar en materia, en esta colaboración quiero decirle a los que me han reclamado, “que me desconocen por echarle tantas porras a la maestra”. Cosa que no niego y que dejaré de hacerlo, hasta que ésta le haya partido el eje a Juan Díaz, porque éste es peor que ella, y de los males el menos señores. Así que empecemos:

Los ataques rudos que palurdos de la CNTE y el SNTE han emprendido en contra de la maestra, es porque ambos le tienen celos y no porque sea corrupta o ladrona, porque en una cáfila de ladrones: ¿Quién le dice ladrón a quién? Aquí el asunto no es de robar, sino de pelear y en ese litigio por la titularidad del SNTE ella lleva las de ganar, según la lógica del desarrollo de los acontecimientos.

Hace pocos días que en la ciudad de Tijuana, apareció ante las cámaras de televisión un fulano, que se hizo pasar por maestro, para descalificar el liderazgo de la maestra y a la vez lamentar y rechazar públicamente su posible regreso a la presidencia nacional del SNTE.

De allí que los equipos de la pantalla chica, abordaran inmediatamente al presunto Secretario de Educación, para cuestionarlo sobre ese particular. Respondiendo el interpelado sin titubear, que ese asunto del SNTE se resolverá de acuerdo a lo que manda la ley y de refilón espeto: que en todas las organizaciones sindicales, sin excepción, se elegirán a los dirigentes mediante voto directo y secreto de todos los agremiados. Así que a volar y a tronar el pico las encerronas donde se ungía a los serviles y deshonestos.

Desde luego que dichas expresiones no la eliminan de la posibilidad que mencionó el quejoso, sino al contrario, la reposicionan políticamente y puede asumir la presidencia del SNTE una vez que el juez la declare de acuerdo con la ley, presidenta legítima, porque ella lo ha dicho: “No voy a regresar porque no me he ido”. “estuve encarcelada y secuestrada, porque esa era la única forma de imponer una reforma educativa infame”.

Ante la posibilidad cada día más clara de que la maestra regresa, el martes 23 del presente mes, comenzó la primera movilización de Maestros por México (MxM) demandando el arribo de ella a la presidencia nacional del SNTE.

Además anunciaron en el recinto legislativo de la Cámara de Diputados, la propuesta de la nueva reforma educativa que como organización han elaborado y consensado.

En esta nueva etapa de su vida y la lucha que ha emprendido, quizás sea el corolario de su existencia, que pese a las vicisitudes, los triunfos allí están. Libre después de que los enemigos acérrimos le deseaban cadena perpetua y en el peor de los casos la muerte.

Segundo triunfo: la caída de la reforma educativa y la desaparición del partido Nueva Alianza, que trajo como consecuencia la extinción fulminante de la diputación plurinominal de Juan Díaz, que por más que quiso rescatarla mediante la pepena de los despojos del partido turquesa, cosa que no pudo, porque el gancho al hígado que la maestra con anticipación le había acertado, era fatal.

Y así, sigue avanzando paso a paso, en cuyo ring va arrinconando al Judas que la traicionó. Al Judas con el que AMLO no quiere negociar; al Judas al que en el tercer raund lo derribará y se lo brindará al presidente electo, para que éste no tenga que tratar con el intratable y traidor de marras, cuyas características servirían sólo para deshonrar las buenas intenciones del nuevo gobierno.

El “jovi” de Elba Esther, es la venganza y no descansará hasta lograrla, porque la traición más grande que ha sufrido es la que Juan Díaz urdió en su contra. De allí que, el arribo de la maestra al SNTE no es una broma como suelen así tomarla aquellos de cerebro pequeño. Sino es una posibilidad real. Una posibilidad que entrañaría volver a defender a los maestros; defensa que no tienen ahora.

Las cosas están dadas y las circunstancias van abriendo el camino para que la maestra convierta al SNTE en un lugar inhóspito, donde Juan Díaz de la Torre, sufrirá los abrojos que ha sembrado y los excesos en que éste ha caído, serán los cardos que agudizarán su situación jurídica ante los tribunales, donde tenga que dar cuenta de los enorme fraudes que ha cometido, en contra del seguro de retiro de los trabajadores de la educación

Donde tenga que dar cuentas del conflicto de interés de toda la cáfila que lo acompaña en esa operación fraudulenta, donde destacan las figuras de Bernardo Quezada y Juan Pablo Carranza, ambos involucrados en operaciones archimillonarias, que obtienen de los préstamos pecuniarios que mueven al interior del SNTE, y que Juan Díaz se roba las comisiones derivadas de dicho negocio; así como las que le otorga el privado que maneja el fondo de retiro sin permiso de los agremiados, donde se calcula la malversación de más de 20 mil millones de pesos.

De allí que los voceros y cancerberos de Juan Díaz, no han podido desmentir una sola de las afirmaciones, de quienes han acudido a la Procuraduría General de la República, a demandar al grupo de delincuentes que comanda de la Torre, como tampoco han podido negar que en el SNTE se desviaron recursos económicos, emanados de las cuotas sindicales para apoyar al candidato del PRI.

Y así, ninguna de dichas afirmaciones serán puestas en tela de duda y menos que Juan se diga víctima de la calumnia, porque tendría que demostrar primero que no apoyó la reforma educativa; que no violentó los estatutos para usurpar la dirigencia nacional del SNTE; que no defendió a los maestros por defender al gobierno; que no se opuso a la evaluación, porque era más fácil evaluar a los docentes que a él; que no ha convertido al SNTE en un vulgar centro de usura, donde en todas las secciones del país se estafa a los maestros con su propio dinero.

La hebra se está reventando y no es la de los enemigos de Juan. Si sus argumentos se sustentan en que él está haciendo la tarea, poco le ayudan. Como poco le ayuda descalificar la furia de los maestros que se han levantado en su contra y que cree que están manipulados por la maestra. De mantenerse en esa mentalidad, sin duda que desde hace rato la derrota está sobre sus espaldas.

Ante dichas circunstancias, Juan tuvo la oportunidad de salir por la puerta grande, pero ahora esa puerta está cerrada, porque sus perseguidores pretenden atrapar al ladrón infraganti. El ladrón que ahora urde negar sus latrocinios y actuar con transparencia.

Desafortunadamente hay pocos motivos para creerle, porque ahora Juan por definición tardía es “el dirigente del NO” El que ahora ya no quiere la evaluación; el que ahora ya está en contra de la reforma que defendió; el que rechaza la votación directa y secreta por su reelección espuria que defiende; el que rehúye a la democratización sindical por los incondicionales que en los estados impuso; el que no quiere tocar la Cueva de Alibabá y los Cuarenta Ladrones, porque es el responsable de su construcción.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here