Al hablar sobre el tema energético en el Zócalo, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este sábado 1 de diciembre que le “están entregando un país en quiebra”, por lo que le pide a la gente que tengan paciencia y confianza para revertir esa situación, rescatando a empresas como la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos (Pemex).

López Obrador, luego de recibir el Bastón de Mando de pueblos indígenas, dijo que ha estado en contacto con trabajadores y técnicos de CFE y Pemex, para “sacar adelante” a “dos grandes industrias” del pueblo de México; prometió que a la mitad de su sexenio la gasolina bajará, cuando se cumpla su plan de construir una refinería en Tabasco y sean rehabilitadas otras seis en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here