El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) fue la estrella principal en el gobierno del ex presidente Enrique Peña Nieto. Este fue un órgano autónomo que fue reforzado con suficientes recursos.

Su tarea principal era evaluar a los maestros con un examen estandarizado, sin embargo, las formas y métodos que se usaron no siempre fueron los mejores.

La dignidad del magisterio fue pisoteada con la complacencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Los maestros, sin siglas partidistas y con un enorme valor civil, salieron a las calles a manifestar su protesta contra la mal llamada Reforma Educativa.

Sin embargo, la mayoría de los candidatos incluían en su proyecto educativo la continuación de la Reforma Educativa. Excepto uno, el candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, cobijo las protestas de los maestros y propuso la cancelación de la Reforma Educativa. Por esa razón, cuando alcanzo la victoria el 1 de julio, este refrendo su postura firme de acabar definitivamente con una reforma que lesionaba los derechos laborales.

Hoy, el INEE será sustituido por un Centro para la Revalorización del Magisterio, cuyo consejo directivo tendrá siete miembros designados por la autoridad educativa federal y contará con un consejo consultivo de docentes distinguidos, madres y padres de familia, representantes de la sociedad civil, investigadores y expertos.

Hoy, el presidente de la República, ha girado instrucciones precisas al secretario de educación, Esteban Moctezuma, para que se privilegie la capacitación y se proponga una evaluación diagnostica. Ya se verán más adelante esas acciones.

Con información de Libertad Bajo Palabra y foto cortesía

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here