No es una buena noticia, es una excelente noticia. Se ha informado que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) abrirá su servicio de urgencias a los no afiliados. Es decir, una persona, ya sea derechohabiente o no derechohabiente, sufre un accidente o se encuentra en una situación que ponga en riesgo su vida, podrá acudir a las clínicas y hospitales del IMSS para recibir atención urgente.

Esto incluye accidentes graves, infartos, derrames cerebrales, urgencias relacionadas con el cuidado materno-infantil o descompensación diabética grave. Todo esto es parte del Plan IMSS que “plantea proveer los servicios de salud y medicamentos gratuitos a la población más desfavorecida y sin seguridad social”, anunció Germán Martínez, director del IMSS.

Para el gobierno de López Obrador “el IMSS es una herramienta del gobierno de México para igualar a todas y todos los mexicanos”.

Con información de Libertad Bajo Palabra

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here