Con el recorte presupuestal que sufrió el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) cada día se muestra que agoniza, sí, los funcionarios del organismo ya no van a recibir sueldos millonarios por hacer poco, ahora están limitados y poco a poco el presidente Andrés Manuel López Obrador cumple su palabra de desaparecerlo.

Con el presupuesto debilitado van a desaparecer los servicios de dos subdirectores de área, y se cierran 32 direcciones que operaban en los estados, en otras palabras, les dicen adiós a 96 empleados.

Directores y jefes de departamentos administrativos, también tendrán que irse. Desaparece también la Coordinación de Direcciones en los 32 estados, sólo quedará una Coordinación General. Todo esto ha pasado por voluntad presidencial, AMLO le dio la estocada de muerte al instituto.

Con información de Libertad Bajo Palabra y foto cortesía

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here