Organismo que sustituirá al INEE fortalecerá a los docentes

0
701

La iniciativa de reforma a los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución en materia educativa, enviada el 13 de diciembre pasado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obradora la Cámara de Diputado contempla desaparecer el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), órgano que sería sustituido por un Centro Nacional de Revaloración de los Docentes, informó Adela Piña Bernal, presidenta de la Comisión de Educación en San Lázaro.

Con esta pospuesta, el gobierno federal cambia el enfoque que tiene en torno al INEE, al que se considera una instancia punitiva que castiga en lugar de propiciar un desarrollo profesional de los maestros. Es decir, la nueva instancia apuntará a encauzar la labor de los docentes para profesionalizarlos.

“En un proceso educativo nunca debería hablarse sobre castigos, sino ayudar y mejorar para realizar una mejor práctica. Creemos y confiamos en los maestros a nivel general porque los maestros han ayudado a que este país no se resquebraje. Los maestros en México, no sólo demuestran su práctica y bondad en el salón de clase, siempre busca comprometerse, colaborar y ayudar”.

Las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales en San Lázaro aprobó el acuerdo para procesar la iniciativa presidencial, que pretende -expuso la diputada Piña Bernal-, rediseñar y transformar las prioridades el estado y la sociedad con la finalidad de garantizar el derecho de todas y todos a la educación; reconocer el trabajo de los profesores, la familia, la comunidad y los alumnos como actores del sistema educativo nacional; eliminar los fines punitivos del Sistema nacional de Evaluación Educativa, sustituyéndolo por nuevas formas de evaluación de procesos educativos y pedagógicos que se acoplen a las condiciones específicas de cada región en el sentido de que la evaluación sirva de retroalimentación y capacitación, y no para castigar.

Sobre el futuro del INEE, la narrativa de la propuesta de reforma constitucional refiere lo siguiente: Transformar el Instituto Nacional de Evaluación Educativa a fin de convertirlo en herramienta real de apoyo a procesos de aprendizaje y enseñanza”.

Para la transformación del INEE se tendrán seis audiencias públicas, en las que participarían maestros, especialistas, académicos, padres de familia, organizaciones ligadas a la educación, rectores de universidades y centros de educación superior, y quien desee inscribirse en una página de internet, creada exprofeso para el registro.

Los días de esas audiencias públicas, a lo que se ha dado por llamar el Parlamento Abierto, serán el 6, 8, 9,11, 13, 15 y de 16 de febrero. Una vez que se conozcan las propuestas, aportaciones y conclusiones de esos encuentros, las comisiones dictaminarán la propuesta del Ejecutivo Federal. Se prevé que el legislativo concluya –con ese tema- a inicio de marzo, y a mediados de ese mes se presente ante el pleno cameral para su aprobación. Es decir, tal circunstancia ocurrirá dentro del segundo periodo ordinario del primer año de sesiones de la LXIII Legislatura.

Cyntia López, representante del PRI, reclamó a la presidenta de la comisión de Educación, que se hubiera reunido en privado con los consejeros del INEE, “a ellos se les debería dar audiencia con todos los diputados de las dos comisiones presentes; el trato que se les está dando a quienes trabajan en ese órgano autónomo es indigno porque, creo, que el gobierno no ha entendido que el instituto es un órgano autónomo e independiente como lo establece la misma Constitución. Tiene el mismo valor que el secretario de Educación Pública y al INEE se le está desvalorizando.”

La respuesta de Adela Piña fue mesurada, le dijo que habrá pluralidad, y que a nadie se le negará la posibilidad de expresarse. “A cada quien se le da su lugar, a todos se les ha escuchado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here