En los últimos seis años el rumbo del magisterio ha ido a la deriva. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) estuvo al servicio del ex presidente Enrique Peña Nieto para ultrajar a los miles de maestros en el país, provocando miedo y la jubilación de miles de ellos a causa de la Reforma educativa, hoy la luz se asoma en el horizonte con la esperanza de que las cosas cambien con una nueva reforma y con elecciones con voto libre, secreto y universal al interior del sindicato.

Las mentes que hicieron posible la Reforma educativa de Peña Nieto fueron malévolas. Primero encarcelaron a la líder del SNTE, Elba Esther Gordillo Morales, la mujer que se enfrentaba a secretarios y presidentes con tal de defender al gremio.

El gobierno en turno en combinación con la gente cercana a la maestra como Juan Díaz de la Torre negociaron con el negocio beneficios que afectaron a los trabajadores de la educación y por eso hoy buscan los docentes ser escuchados en las urnas, que el SNTE se transforme realmente, con líderes elegidos con el voto libre de cada maestro.

Sí, la esperanza está cerca, los trabajadores de la educación tienen la promesa de que la actual Reforma educativa será abrogada y con ello vendrán mejores tiempos, una verdadera educación de excelencia para los niños, niñas y jóvenes, y sobre todo la tranquilidad de no no ser constantemente hostigados como en el sexenio pasado.

Con información de MxM Nacional y foto cortesía

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here