El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que ya no podrá cubrir el pago de trabajadores del sector educativo estatal que están fuera del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y el Gasto Operativo (FONE), pese a que el presupuesto de 2019 aumentó dos mil 500 millones de pesos en comparación con el año anterior.

Además, pidió ayuda al gobierno de Andrés Manuel López Obrador para que la nómina federal absorba al menos 5 mil 743 plazas de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) que fueron otorgadas de manera irregular y sin techo presupuestal por sus antecesores, entre ellos el actual diputado federal priista René Juárez Cisneros, Ángel Aguirre Rivero y el interino Rogelio Ortega.

Durante un acto oficial realizado en esta capital, el gobernador advirtió que sólo tiene dinero para cubrir la segunda quincena de febrero, y precisó que el gasto anual en educación asciende a mil 200 millones de pesos.

Para justificar la petición de rescate al gobierno federal, alertó que podría generarse un conflicto político social como el que se vivió en el estado de Michoacán.

Con información de Docentes Primero y foto cortesía

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here