En una de sus acostumbrada conferencia matutina, el primer mandatario del país  Andrés Manuel López Obrador expresó que los organismos autónomos como el INEE son onerosos y que en la medida de lo posible hay ir quitándolos.

En ese sentido refirió que su gobierno hizo ajustes a presupuestos de los organismos autónomos, pero éstos cometieron la injusticia de despedir a trabajadores, pero los altos funcionarios conservaron “sueldos elevadísimos”.

El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, debido a su recorte presupuestario, cerró oficinas en los diferentes estados del país y, como consecuencia, despidió personal operativo y de confianza, no obstante ellos aparentaron hacer un reajuste salarial.

Los consejeros de este instituto evaluador ganaban más que el propio presidente de la República y, sobre todo, se sentían intocables. Así que el presidente les da otro empujón para alcanzar la puerta de salida al INEE.

Con información de Libertad Bajo Palabra y foto cortesía

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here