La iniciativa de ley para abrogar la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto retomará la educación inicial, le regresará su autonomía al organismo que sustituirá al INEE y dará un revés al SNTE y a la CNTE, al plasmar que el ingreso y promoción en el servicio profesional docente se dará a través de “procesos” o “concursos”; además, corregirá el error que eliminaba la autonomía universitaria.

El documento Proyecto de decreto por el que abrogan las diversas disposiciones  de la “reforma educativa 2013” contenidas en la Constitución y sus respectivas leyes secundarias, que modifican los artículos 3ero, y 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos también recupera la fracción séptima, que contempla la autonomía universitaria, y que se había eliminado en la propuesta del presidente.

Además, se determina que en la aplicación del decreto “se respetarán, en todo momento los derechos de las y los maestros” y que “quedan sin efecto los actos referidos a la Ley del Servicio Profesional Docente que se abroga, vinculados a la permanencia y que obraron en perjuicio de los derechos laborales”.

La versión del 4 de marzo de 2019 que se analiza en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados contempla la creación de un sistema de carrera para los docentes y los directores, que será regido e implementado por el gobierno federal y los estados.

Sin embargo, la admisión, promoción y reconocimiento de maestros “se realizará a través de procesos-concursos a los que concurran los aspirantes en igualdad de circunstancias, que en ningún caso estarán ligados a la permanencia”.

Con información de El Universal y foto cortesía

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here