La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) puso ayer a salto de mata a los diputados.

Desde las 7 horas del miércoles 20 de marzo, los maestros cerraron los accesos a San Lázaro para impedir que las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales dictaminaran la nueva reforma educativa.

Sus demandas son: plaza automática, sin evaluación, para alumnos de normales; un transitorio para recuperar el control de las plazas magisteriales y dar el visto bueno al dictamen antes de que sea aprobado en comisiones.

La sesión, programada para las 11 horas, se suspendió y los legisladores acordaron reunirse en el Senado, pero a su llegada la CNTE ya tenía tomados los accesos a esa cámara. Sólo alcanzaron a ingresar 17 de los 66 integrantes de las comisiones, lo que impidió alcanzar el quórum legal para continuar la dictaminación.

Tras esto, los diputados se reunieron en un hotel de Reforma, a donde también llegaron los docentes para presionar y obligar a los legisladores a retirarse del sitio.

Miroslava Carrillo, presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, señaló que habrá que tener paciencia en el proceso para esta reforma, pues no existen condiciones para avalarla.

Lo que propone el dictamen:

  • La transferencia de recursos y el control de la nómina se mantendrá a cargo de la SEP.
  • Continuar la evaluación a los maestros, aunque ya sin carácter punitivo para evitar que sea un pretexto para cesarlos.

Lo que exige la CNTE:

  • Que los egresados de las normales tengan plaza automática.
  • Controlar el dinero de la nómina magisterial.
  • Palomear el dictamen de la reforma educativa antes de que se vote.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomó la Cámara de Diputados y el Senado de la República para impedir que las comisiones unidas de Educación y Puntos Constitucionales de San Lázaro dictaminaran la Reforma Educativa, las demandas fueron claras: pase automático sin evaluación para alumnos de las normales, un artículo transitorio para recuperar el control de las plazas magisteriales y palomear el dictamen antes de que sea aprobado por las comisiones.

El amago dio resultados alrededor del mediodía, cuando el diputado de Morena, Azael Santiago Chepi, exlíder de la sección 22 de la CNTE, informó que en el proyecto de dictamen  se fortalecerían las escuelas normales, eliminando los exámenes de ingreso al servicio profesional docente y dando pase directo a los normalistas.

Con información y foto de Excélsior

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here