El maestro keniano Peter Tabichi, que da clase en un pueblo remoto de Kenia, fue distinguido como el mejor profesor del mundo tras ganar el galardón Global Teacher Prize 2019, dotado con un millón de dólares, informó la Fundación Varkey, que otorga el premio.

“Es increíble (la obtención del premio). Se lo debo todo a Dios”, declaró el maestro y hermano franciscano, de 36 años de edad, quien trabaja una escuela de educación secundaria de Pwani, un remoto pueblo del condado de Nakuru (centro) al diario keniano Daily Nation.

El Global Teacher Prize, que concede desde hace cinco años la Fundación Varkey, con sede en Dubai, para reconocer la labor de un docente, elogió “la dedicación, el arduo trabajo y la confianza apasionada de Tabichien el talento de sus estudiantes”.

Tabichi dona el 80% de su salario a los más pobres de su comunidad.

Entre los finalistas del premio de este año, se encontraban profesores de Reino Unido, los Países Bajos, Brasil, Japón, Argentina, India, Estados Unidos y Georgia.

Según la organización que concede el galardón, cerca del 95 % de los alumnos del colegio donde ejerce Tabichi “provienen de familias pobres”, mientras casi un tercio son huérfanos o sólo tienen un progenitor.

Para Tabichi, que enseña a estudiantes en una región muy pobre donde el abandono escolar y los embarazos adolescentes son habituales, ser un gran maestro requiere “ser creativo, abrazar la tecnología y promover métodos de enseñanza modernos”.

Tienes que hacer más y hablar menos”, matiza este profesor de 36 años, que también forma parte de la orden franciscana, imparte clases desde hace 12 años y dona el 80% de su salario a los más pobres de su comunidad.

Hacer mucho con poco

La labor de Tabichi va más allá del aula e incluye enseñar a los estudiantes métodos alternativos de cultivo para abordar la inseguridad alimentaria en la región, donde la hambruna es habitual.

Asimismo, el maestro impulsó la creación de un ‘club de la paz’ que anima a los estudiantes a debatir y plantar árboles juntos, con el objetivo de asegurar la convivencia entre los más de siete grupos étnicospresentes en la escuela, especialmente tras la violencia postelectoral que siguió a las elecciones de 2007 en Kenia.

Como profesor de Física y Matemáticas, Tabichi ha creado el Club de Ciencia del centro, ayudando a los alumnos a diseñar proyectos de investigación.

Con el apoyo del docente, los estudiantes presentaron a la Feria de Ciencia e Ingeniería de Kenia de 2018 un dispositivo que habían inventado para permitir a las personas ciegas medir objetos.

Esto permitió al colegio situarse a la cabeza de las escuelas públicas a nivel nacional”, apuntó el profesor.

El Club de Ciencias también logró clasificarse para participar en la Feria Internacional de Ciencia e Ingenieríaque se celebrará este año en Arizona, Estados Unidos.

Aunque la escuela cuenta sólo con un ordenador y una precaria conexión a Internet, Tabichi “usa las TIC – tecnologías de la información y de la comunicación – en el 80% de sus lecciones para atraer a los estudiantes”, según la Fundación Varkey.

“Tabichi es un ejemplo brillante de lo que el espíritu humano puede conseguir no solo para Kenia o África, sino para el mundo”, expresó el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, en una felicitación.

Con información y foto de Periódico Correo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here