Alfonso Cepeda Salas, el dirigente interino del SNTE se aferra al cargo, se niega a lanzar la convocatoria de renovación del actual Comité Ejecutivo del sindicato a pesar de que en todos los sitios donde se para los maestros lo abucheas, los sitios están vacíos y el acarreo sirve de poco, el incondicional de Juan Díaz se aferra al poder, pero es claro que si sigue así llegará lo inevitable: una auditoria, para fiscalizar todo los recursos de los trabajadores en los últimos seis años, en donde fue el hombre de los dineros del organismo, así que tarde o temprano rendirá cuentas.

Cepeda Salas no toma en cuenta el rechazo que comienza a tener en las bases, ahí está el claro ejemplo en Colima, donde los maestros le reclamaron su postura ante la Reforma educativa y sale con que la actual la apoya, cuando también apoyó de manera incondicional la de Enrique Peña Nieto.

Sus discursos son de risa, todo lo que defendió hoy lo niega, incluso los logros de los maestros con el actual gobierno para que se cambiara todo lo que daño al gremio hoy dice que es gracias a sus gestiones, cuando es una falsa mentira, la nueva Reforma educativa es gracias a los maestros, a los cesados, a los que han luchado por recuperar los derechos laborales perdidos, a los nuevos maestros que empujan fuerte, no a Alfonso Cepeda.

Es inevitable la transformación del SNTE, pero urge se anuncie la renovación del actual Comité Nacional, y eso será con elecciones con voto libre, secreto y universal.

Con información de MxM Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here