El Convenio 98 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva está encaminado a fortalecer la libertad sindical, es decir la posibilidad de las y los trabajadores de afiliarse, o no, a un sindicato, formar nuevos y a no ser sujeto de despido por realizar actividades de sindicación, reunión o labor sindical fuera de su horario de labores, o dentro de ellas con anuencia del empleador, por lo cual es claro que los sindicatos tendrán que llamar a que se realicen elecciones democráticas, para cumplir el convenio.

De igual manera, el Convenio 98 de la OIT establece la obligación del Estado de garantizar a las asociaciones sindicales estar libres de injerencias unas respecto a otras, así como de las injerencias de organizaciones que pudieran estar dominadas por un empleador o una organización de empleadores, en todo lo concerniente a su formación, funcionamiento y administración, por lo que se deberá evitar que los patrones realicen el financiamiento de organizaciones de trabajadores.

Asimismo, el Convenio 98, dentro de sus 16 artículos, refiere la obligación del Estado de establecer los mecanismos institucionales necesarios para estimular y fomentar entre las organizaciones de trabajadores y empleadores el desarrollo de procedimientos de negociación libre y voluntaria, que permitan la celebración de contratos colectivos y el establecimiento de condiciones de empleo que resulten benéficas para las partes involucradas.

La ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo por parte del Estado mexicano, contribuye al respeto y garantía de los derechos humanos laborales de las y los trabajadores y a la defensa colectiva de los mismos, por lo que este Organismo Autónomo Protector de Derechos Humanos insta a las autoridades a adoptar las medidas necesarias para hacer efectivo el derecho de las y los trabajadores a formar nuevos sindicatos, afiliarse libremente a los mismos y participar de la negociación colectiva en la defensa de sus derechos.

Ante dicho convenio al gobierno de México no le queda más que establecer a la brevedad qué sindicatos van a empezar a democratizarse, porque para la firma del nuevo Tratado de Libre Comercio (TLCAN) del actual gobierno de Estados Unidos fue claro al establecer que se tiene que cumplir el Convenio 98 de la OIT, así que de no cumplir con dicho acuerdo se tambalearía los acuerdos entre ambos países.

Con información de MxM Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here