Funcionarios de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) gastaron más de 23 millones de pesos de 2016 a octubre de 2018, por concepto de un fondo revolvente adicional a su sueldo.

Lo anterior, a pesar de que el presupuesto autorizado para el mismo rubro y periodo fue de cinco millones 162 mil pesos. Es decir, los burócratas de la SEG gastaron casi 18 millones de pesos más de lo contemplado, indican documentos oficiales.

El gasto burocrático de la SEG contrasta con la crisis financiera que atraviesa la dependencia estatal y la incertidumbre laboral de más de cinco mil trabajadores del sector educativo que están fuera de la nómina federal porque ostentan plazas sin techo presupuestal.

De acuerdo con documentos obtenidos en una solicitud de información, la dependencia estatal informó que en tres años el fondo revolvente que benefició a funcionarios del sector educativo en la entidad se incrementó de ocho millones 193 mil 883 pesos en 2016 a nueve millones 720 mil 734 pesos en 2017, y luego disminuyó a cinco millones 172 mil 464 pesos en 2018.

Con información e imagen cortesía Proceso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here