Las cuotas sindicales se van a dividir entre todos los sindicatos

0
428

Con la nueva reforma laboral aprobada por los diputados están por presentarse un “boom” de nuevos sindicatos con lo cual los “viejos” líderes de las organizaciones sindicales están temblando ante la posibilidad de que sus sindicatos se dividan, ya que al no rendir cuentas claras los trabajadores van a buscar quien sí rinda cuentas y resultados de sus aportaciones.

Los sindicatos tendrán que informar qué hace con los recursos que son entregados por conceptos como días de las Madres, del Niño, del Maestro, de la Enfermera, aniversarios, rifas, comidas de fin de año, vales y la compra de uniformes, entre otras.

Todos esos recursos, cuotas, prestaciones sociales y económicas tendrán que ser a partes iguales con las organizaciones que están surgiendo con la nueva reforma laboral y que están reclamando su “toma de nota’’. Esos recursos la autoridad federal o el patrón, habrá de dividirlo conforme a la membresía y la transparencia será obligatoria.

“Ahora mismo no hay transparencia de ningún recurso sindical, pero con las nuevas organizaciones gremiales, esas cuentas tendrán otro destino, dineros que serán transparentes’’, detalla Rubén Alvarado Manriquez, quien está en espera de que el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje le otorgue la toma de nota como Sindicato Auténtico Democrático de los Trabajadores del ISSSTE, que, dice, vendrá a restar fuerza y recursos al SNTISSSTE, que mensualmente obtiene 10 millones de pesos.

“¿Dónde quedan esos 10 millones de cuotas y los 20 millones de pesos para festejos que la autoridad proporciona anualmente? No sabemos. A eso le teme el viejo sindicalismo’’, dice el entrevistado, al especificar que ahora todos esos recursos serán destinados a las nuevas asociaciones que reclamen su toma de nota y no será un solo líder “que hace y deshace’’ sin dar cuentas a nadie.

Con la nueva reforma laboral están surgiendo nuevas centrales, confederaciones y creación de sindicatos, que cambiará el mosaico de relaciones obrero-patronales y de trabajadores al servicio del Estado.

Analistas y liderazgos que emergen de la lucha independiente, vaticinan que está por terminar el imperio que construyó el antiguo presidencialismo.

Nuevas asociaciones que han comenzado a configurarse en sindicatos poderosos como el de Pemex, en Salud, el IMSS, el ISSSTE, que les viene bien la nueva reforma laboral, señaló la diputada federal Araceli Ocampo Manzanares, que dice en breve estará lista la reforma al 123 constitucional en su Apartado B, que presentará Morena.

“Al cambiar el partido en el poder, tienen que cambiar o replantearse las alianzas políticas que por décadas se habían establecido sistemáticamente con el PRI”, advierte la analista del Tecnológico de Monterrey, Ana Vanessa Cárdenas Zanatta. “También obedece a la globalización y a una mayor productividad; a la revolución tecnológica que en mediano plazo reducirá la masa trabajadora. Es un gran paso de justicia laboral pero hay temas que no han sido tocados como la subcontratación –outsourcing- que niega derechos”.

Empero, la académica e investigadora aceptó que difícilmente el brazo político va a soltar el poder de negociación y el lobby que le dan los sindicatos, pero está por verse el peso de la nueva ley, “porque estamos debajo de países como Chile y Honduras, en justicia salarial’’.

Con el nuevo gobierno de Morena, llegaron liderazgos como el de Pedro Haces Barba, que creó la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM), para ser contrapeso a la CTM; o la Confederación Sindical Internacional Democrática (CSID), que fundó el líder minero Napoleón Gómez Urrutia y que agruparán al nuevo sindicalismo que así lo desee.

Con información de El Sol de México y foto cortesía

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here