Por: Maestra Marcela Gpe. Zazueta Pillado, cesada por no aceptar la Reforma Educativa

Me pregunta la maestra Maricela Sanchez, ¿Qué se siente haber ganado la lucha en contra de la Reforma Educativa?

Pensé al contestar, porque me agarró de sorpresa.
No me siento ganadora, los maestros cesados todavía seguimos en la misma situación.
Sì, me dijo, pero lo más fuerte ya se ganó, y esto es parte del proceso para la reinstalación que será un gran triunfo.
La lucha magisterial sucedió porque tenía que suceder, no podíamos permitir que se nos arrebatara la Educación Pública, que se logró por nuestros antepasados.
Luchó quien pudo y quiso, cada uno de nosotros lo hicimos a nuestras posibilidades. Ante un gobierno represor y el SNTE entregado como una servidora pública (disculpen las palabras pero, así fue).
Le comenté a la maestra, fuimos los apestosos por varios años, quizá pocos ante el monstruo que enfrentábamos.

Por este medio doy las gracias a todos las personas que nos ayudaron con su granito de arena, con alimentos, recurso económico, agua, en presencia en las manifestaciones y compartiendo la información.

Se les agradece de corazón apoyar la lucha magisterial, ¡está lucha la ganamos todos!

Desde el 2013 la iniciamos, fue un tren que inició porque los maestros sabíamos perfectamente que no teníamos SNTE que nos defendiera, como había sucedido en los otros sexenios, el tren llegará a su destino con nuestra reinstalación.

No lo niego, muchas veces me sentí muy cansada, sentía un gran compromiso con el magisterio y me preocupaba fallarles. Pero siempre sucedía algo, que no me permitía abandonar la lucha magisterial.
Lo político nunca fue, ni es mi proyecto de vida, yo soy orgullosamente maestra de mi Ejido Mayojusalith, Municipo de Etchojoa, Sonora.
Pero necesitábamos el triunfo de nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador, para lograr el objetivo propuesto en el 2013.
Siempre creí que ganaríamos. Por que nuestra lucha fue justa y necesaria a pesar de tener grandes adversarios.

Terminaré con las palabras de mi maestro Fernando Lozoya de Tae Kwon Do. Antes de iniciar un combate, nos decía: “Si crees que vas a perder, mejor no pelees”.
Y como además soy muy terca a lo que me propongo, pues la meta es ganar.
Gracias a todos, los medios de comunicación que nos acompañaron, amig@s, maestr@s, padres de familia, alumnos y sobre todo a Dios que nunca nos dejó solos ante este camino de alegrías y tristezas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here