Con 396 votos a favor, 68 en contra y 1 abstención, la Cámara de Diputados aprobó, en lo general, el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de los artículos 3 y 73 de la Constitución Política en materia educativa.

Este proyecto de decreto, entre otros puntos, establece la obligación del Estado de garantizar una educación de excelencia en todos sus tipos y niveles, desde la educación inicial hasta la superior.

Además, desaparece el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), elimina las evaluaciones que afectan la permanencia de los maestros en el servicio, y estipula que los derechos laborales de los maestros se regirán por el Apartado B del artículo 123 de la Constitución, con la especificación de que siempre prevalecerá la rectoría del Estado.

En cuatno al polémico artículo Décimo Sexto Transitorio, se le añadió la referencia de “prevaleciendo siempre la rectoría del Estado” –incluido ya en el texto del artículo 3º constitucional desde la pasada aprobación- para cerrar “las rendijas a la posible venta de plazas”, el PAN mantuvo su voto en contra.

En medio de una guerra de descalificaciones entre el PAN y Morena, por los vínculos y acuerdos del presidente Andrés Manuel López Obrador y los expresidentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón con Elba Esther Gordillo, y entre pancartas del PRI de que con la reforma “¡Logramos calidad y excelencia en la educación!”, el debate transcurrió sin incidentes.

Los diputados avalaron así las enmiendas acordadas entre los coordinadores parlamentarios y los funcionarios de la SEP, a petición de los senadores, que incluyen otros temas centrales, como garantizar los recursos para la implementación de la reforma, y una Estrategia Nacional de Mejora de las Escuelas Normales, la cual establecerá acciones para su fortalecimiento.

Los legisladores enlistaron 30 “reservas” con 20 oradores en tribuna, con la aclaración de los partidos de que no serían aceptadas más modificaciones al dictamen.

El pleno del Senado de la República instaló el periodo extraordinario de sesiones para discutir la reforma educativa, con la asistencia de 90 senadores de todos los partidos políticos, quienes esperan la llegada de la minuta que se discute en la Cámara de Diputados, los senadores se reúnen el 9 de mayo a las 11 de la mañana.

Con información de Excélsior

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here