El Senado de México aprobó el pasado jueves una nueva reforma educativa que garantiza la gratuidad de la educación desde preescolar hasta la universidad y lo envió a las legislaturas de los estados para su ratificación antes de su promulgación.

La reforma, que modifica diversos artículos de la Constitución Política de México en materia educativa, fue aprobada en lo general y en lo particular por 97 votos a favor, 22 en contra y una abstención, informó el Senado mediante un comunicado.

La Cámara de Diputados aprobó durante la madrugada de este jueves la reforma y la turnó de inmediato al Senado, que ya había convocado a una sesión para discutirla este mismo día y para que fuera votada.

Para que la reforma educativa pueda ser promulgada y entre en vigor debe ser ratificada por la mitad más uno de las legislaturas de los 32 estados de la República, es decir 17 congresos locales.

La nueva reforma constitucional sustituye a la que estuvo vigente desde el 2013 en el gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto (2012-2018).

La cancelación de la reforma educativa era una promesa del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (2018-2024), quien siempre criticó la reforma hecha por el gobierno de Peña Nieto por considerar que se mercantilizaba la educación.

Entre los aspectos más importantes de la nueva reforma se destaca la obligación del Estado mexicano de garantizar la educación gratuita en todos los niveles, incluyendo la enseñanza inicial y la superior.

Asimismo, señala que los planes de estudio tendrán una perspectiva de género y de respeto por la naturaleza y que en las comunidades indígenas se impulsará la preservación del patrimonio histórico de las mismas.

La reforma propone fortalecer la formación y la actualización de los maestros mediante un sistema nacional de mejora continua de la educación que será coordinado por un organismo descentralizado y con autonomía.

Además, se abroga la ley general del servicio profesional docente y la ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y suspende toda evaluación hasta que el Congreso expida la Ley del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

Precisa que los planes y programas de estudio incluirán la enseñanza de matemáticas, de lecto escritura y también de la educación sexual y reproductiva, señala la reforma.

La nueva reglamentación plantea al Ejecutivo un plazo no mayor a los 180 días para que defina una estrategia nacional de mejora de las escuelas normales, donde se prepara a los maestros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here