El 29 de abril el Presidente Andrés Manuel López Obrador en su reunión mañanera dijo: “Antes no había voto libre, directo ni secreto para elegir a sus representantes sindicales, esta reforma (laboral) es un gran avance en beneficio de los trabajadores de México. Esta reforma fue apoyada por los empresarios, por los sindicatos, por senadores y diputados”, pero a casi un mes de dicha orden, los líderes del SNTE se niegan a cumplir lo establecido por el mandatario, le dicen que están a su favor, cuando en las votaciones de 2018 apoyaron al candidato Meade y en los hechos no cumplen con la convocatoria de elecciones.

A casi un mes del anuncio de López Obrador a los dirigentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), las palabras del Presidente le hacen lo que el viento a Juárez, porque en el sindicato siguen empeñados en no convocar a elecciones al interior de la organización más grande en América Latina, se niegan a que se realicen elecciones con voto libre, voto secreto y voto universal, incluso Alfonso Cepeda dice que seguirá en el cargo hasta 2024, en un claro desacato y reto al Presidente de la República.

En cada rincón del país en donde se presenta el Presidente, la demanda es la misma: Elecciones en el SNTE, le piden los maestros, pero Alfonso Cepeda Salas y su grupo hacen oídos sordos, quiere perpetuarse en el poder, los maestros están desesperados ante la necesidad de tener líderes que realmente los representen, que no se venda al mejor postor como sucedió con Juan Díaz de la Torre y Cepeda Salas.

Los docentes buscan democratizar y transformar al sindicato, no quieren más seudo líderes que no los representan, que aceptaron cientos de millones de pesos por avalar la extinta mal llamada reforma educativa, por lo que exigen elecciones de inmediato en el SNTE.

Con información de MxM Nacional y foto cortesía SinEmbargo

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here