Ningún maestro olvida lo que vivieron con la mal llamada reforma educativa de Peña Nieto y avalada por los dirigentes del SNTE, por lo cual no quieren en el cargo a Alfonso Cepeda Salas, por ello a diario los trabajadores exigen elecciones en el SNTE con voto libre, secreto y universal, si realmente el dirigente interino quiere el bienestar y la transformación del sindicato, ¿por qué no convoca a elecciones? ¿por qué se aferra al cargo? ¿por qué no quiere elecciones en donde pueda competir? ¿por qué tiene miedo?

Es claro que a Cepeda Salas los trabajadores no le importan, son un número más que cada quincena le dan una aportación económica, pero el sentir de los maestros, su bienestar, sus derechos laborales no le importan. Los docentes lo saben, pues en los pasados seis años padecieron toda clase de atropellos con Juan Díaz de la Torre a la cabeza y como fiel escudero a Cepeda Salas.

Al actual dirigente del sindicato cada día el rostro denota más preocupación, la sonrisa se le borra y aunque aparenta tranquilidad, el nerviosismo es grande, porque sabe que no fue elegido de manera democrática por la base trabajadora que busca transformar de fondo al SNTE.

Actualmente el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) vive una coyuntura especial, deben empezar los preparativos para elegir su comité ejecutivo nacional bajo las normas de una legislación laboral que establece el voto libre, directo y secreto de sus miembros (1.6 millones de docentes), los maestros lo reclaman, por lo que la actual dirigencia interina encabezada por Alfonso Cepeda Salas debe atender dicha demanda de los trabajadores de manera urgente, sin embargo se niega a hacerlo, ¿por qué quiere perpetuarse en el cargo si el magisterio exige la democratización del sindicato? ¿No le importa la opinión de miles de maestros?

Con información de MxM Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here