Unos dos mil maestros -tanto del nivel preescolar como de primaria- que resultaron idóneos en el proceso evaluativo 2018 y 2019 aún no encuentran estabilidad laboral. Los docentes cubren interinatos y ven con tristeza como el Gobierno federal “congela” las plazas.

El temor en ellos está vigente, han recibido todo tipo de mensajes en ese sentido y es que esto impacta a generaciones venideras de educadores.

En entrevista con el periódico EL OCCIDENTAL de Guadalajara expresaron que ellos quizás fueron de los últimos que se sometieron a una evaluación, dentro de la fallida reforma educativa del entonces presidente Enrique Peña Nieto, que ya fue revocada.

En Jalisco les aplicaron un examen de oposición para ingresar al servicio profesional docente y resultaron idóneos, lo que les da la posibilidad de obtener una plaza -lo cuál hoy está en duda- según sea el número de vacantes disponibles.

“Somos mil 398 maestros de educación primaria y mil 113 de educación preescolar que resultamos idóneos, de ellos solo se asignaron en el mes de agosto de 2018 un total de 389 vacantes para primaria y 115 vacantes para preescolar”, explica uno de ellos, que prefiere omitir su nombre por temor a represalias.

Ni la Secretaría de Educación a nivel federal tiene idea de cuantos de ellos no obtuvieron plaza en este mes y deberán de esperar por una segunda asignación.

Ellos están esperando esta nueva convocatoria y hasta ahora consideraban que corresponderá al número de vacantes existentes. Aseguran que sí las hay, puesto que “gran parte de mis compañeros idóneos se encuentran cubriendo una o dos en forma de interinatos”.

Comentaron que actualmente el 90% de ellos están cubriendo un interinato (plaza vacante), pero al final son unos dos mil los que se quedarían sin trabajo.

Con información y foto cortesía diario El Occidental

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here