Recuperemos la Carrera Magisterial

0
789

Por: Mtro. Ricardo Aguilar Gordillo, coordinador regional de Maestros por México A.C.

Carrera Magisterial constituyó una experiencia inédita en la historia de la educación básica, pues su misión fue vincular la calidad educativa con la mejora en las condiciones salariales, laborales y profesionales de maestras y maestros, mediante el otorgamiento de estímulos y reconocimientos a los más destacados, así como opciones de formación y actualización para responder a su legítimo anhelo de superarse profesionalmente.

Fue también el sistema de promoción horizontal más asequible que incentivó el mejor desempeño docente en forma voluntaria y sin consecuencias punitivas. Esta ruta de superación profesional representó un triunfo para todo el magisterio nacional, promovido y defendido en todo momento por la Maestra.

Carrera Magisterial es un polo opuesto al sistema de promoción vertical, que coercitivo y punitivo se impuso durante el pasado sexenio, que condicionó los ingresos a evaluaciones y requisitos burocráticos y que pretendía constituir una reducida ‘élite’ de maestros supuestamente sobresalientes que gozaran de ‘mejores’ condiciones salariales y profesionales, frente a una gran masa de profesores despojados de sus derechos y conquistas laborales, presionados permanentemente con la amenaza del despido o retiro forzado de sus funciones.

Como aliados permanentes del magisterio, les decimos que vamos a recuperar ese derecho que nos fue arrebatado por un proyecto espurio, que atropelló la dignidad de maestras y maestros. Pugnaremos para que el nuevo sistema de superación profesional del magisterio recupere todos los aspectos positivos de Carrera Magisterial e incorpore otros que visibilicen que la mayor parte de los profesores realizan la tarea educativa en condiciones sumamente difíciles y contextos muy complejos.

El propósito de recuperar Carrera Magisterial no es sólo para mantener la ruta que lleva a mejorar la calidad de la educación ligada al mejoramiento profesional del maestro, su principal promotor, sino derrotar la política de salario igual a trabajo igual. Es deseable que quien más se esfuerce gane más.

Si los maestros hemos sido los impulsores de las grandes transformaciones, entones transformemos también las políticas públicas que han mostrado su pertinencia. No le tenemos miedo al cambio porque es nuestra naturaleza y parte esencial de nuestra formación y vocación. Volteemos al pasado no para repetirlo sino para mejorarlo y así como con la Carrera Magisterial revisemos todo para sincronizarlo con este tiempo en el que privilegiadamente vivimos. Este es nuestro tiempo y nuestros retos. No tenemos otro; cumplamos con él.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here