Posicionamiento Frente a las Leyes Secundarias de la reforma educativa

0
348

Por: Ricardo Aguilar, Coordinador Región Sur – Sureste de Maestros por México

Para mejorar la calidad de nuestro sistema educativo, es imprescindible crear un nuevo, dinámico y eficiente modelo de Formación, Actualización y Superación Profesional de maestras y maestros.

La formación académica inicial es determinante, ya que en ésta se adquieren las bases para el desempeño profesional a lo largo de toda la vida, que ningún curso de actualización o capacitación puede sustituir. Por ello, proponemos una Reforma a las Normales que privilegie la vocación y la alta especialización, para que los futuros docentes aprendan nuevos procesos de enseñanza-aprendizaje cimentados en el uso de las tecnologías, el dominio de varios idiomas, el interés por viajar y conocer otras realidades. Una Reforma que incremente la excelencia y el rigor académico, que ponga en el centro de la educación a los alumnos y que conciba al nuevo maestro como facilitador del aprendizaje.

Necesitamos un nuevo Sistema de Desarrollo Continuo y Profesional del Docente que actualice permanentemente sus conocimientos y que mejore su práctica cotidiana en las aulas, las escuelas y los contextos sociales en que se desenvuelven, pues el mundo de los saberes se encuentra en constante cambio, así como las habilidades que docentes y educandos deben desarrollar.

Para lograr una mejora educativa evaluable y demostrable, es necesario transitar de un enfoque educativo estandarizado a uno diferenciado, que entienda al proceso educativo en función de la geografía, la cultura, el tipo de estudiante y el contexto social en que se desarrolla. La formación continua debe ser un proceso dinámico, cuyo resultado sea de excelencia educativa también permanente, debe ponderar que el salario magisterial se mueva en función de la excelencia educativa demostrada y no por los cursos cumplidos, por eso Carrera Magisterial es necesaria.

A diferencia de las evaluaciones impulsadas en el pasado sexenio, que se impusieron en contra de los maestros atropellando sus derechos y lastimando su dignidad, el nuevo Sistema de Formación y Actualización Continua deberá ser voluntario para el docente y los resultados de las pruebas y evaluaciones sólo podrán ser utilizados para la mejora integral de la práctica educativa. Se acabaron los días en que los compañeros vivían atemorizados y obligados a tomar cursos poco pertinentes, mal diseñados y muchos inservibles para resolver las necesidades en el aula.

Empujemos con todo para que la nueva Formación y Actualización Docente se conciba en mejores prácticas educativas y en la atención de la problemática escolar. Todos debemos contribuir a terminar con la persecución magisterial y con la absurda implementación de programas que poco o nada tienen que ver con la realidad que los maestros enfrentamos en las aulas día a día.

Luchemos por una educación con objetivos precisos, audaces, innovadores, cuya validez académica sea demostrable; por ellos, nuestras niñas, niños y jóvenes miremos hacia el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here