Desde enero pasado la asociación civil Maestros Comprometidos con México A.C. exigió seguridad para los docentes de Veracruz, quienes han sido víctima de hostigamiento, robo y amenazas por parte de la delincuencia de aquel estado, por lo que los maestros y maestras corren peligro, y prueba de ello es el último levantamiento de un maestro en Río Blanco, por lo que ser profesor o profesora en este estado es un peligro

Desgraciadamente la integridad de los maestros y sus familiares no está garantizada. La tarea principal de cuidar la integridad de los ciudadanos recae en las autoridades, es necesario que la policía cumpla y cuide a los ciudadanos, tengan la profesión que tengan. No obstante, el magisterio veracruzano ha sido blanco favorito de los grupos delincuenciales.

En Veracruz no basta con que los sindicatos levanten la voz o hagan protestas, es necesario que, ante la ausencia de garantías para cuidarlos, los propios maestros se cuiden mutuamente a la salida o a la entrada de sus trabajos. Es urgente que los encargados de cuidar a la ciudadanía estén al pendiente, se trata de prevenir no de lamentar el dolor en las familias veracruzanas.

Aunque, a decir verdad, tanto en el sur, el norte, o en el centro del estado los maestros son presa de grupos que atentan contra ellos. Ahora la delincuencia ha tomado como encargo la zona centro, especialmente Córdoba y Orizaba. Ojalá y que, con la llegada de la Guardia Nacional, estos grupos le piensen dos veces para atentar contra el magisterio veracruzano, no es pedir mucho, sólo que cumplan con su trabajo.

Con información y foto cortesía de Libertad Bajo Palabra

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here