Por: Sergio Martínez Dunstan

El 27 de agosto de 2018, el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo “se va a cancelar, abolir, abrogar la llamada reforma educativa que va a surgir de esta Consulta Nacional por una Educación de Calidad con Equidad y se va a elevar a rango constitucional ”. Meses después, el 12 de diciembre, presentó la iniciativa de ley ante la Cámara de Diputados. El Congreso de la Unión modificó el 15 de mayo del año siguiente las modificaciones a los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. La Cámara de Senadores, consideró esta Nueva Reforma Educativa como un hito “pues restituye el espíritu social y humanista del derecho a la educación” (http://bit.ly/2XmI30Y).

El 11, 12 y 13, de agosto de 2019, la Secretaría de Educación Pública realizó el taller de capacitación Hacia una Nueva Escuela Mexicana. En la primera sesión se analizó el artículo tercero constitucional. ¿Cuál es la importancia de que los docentes conozcan su contenido? Es de vital importancia porque el derecho a la educación se hará efectivo por medio de ellos, de los docentes, de manera plena.

El Estado Mexicano tiene la obligación de impartir la educación preescolar, primaria y secundaria sin excluir su deber de confirmación, así como promover, la educación inicial y superior con la propuesta de brindarles a las niñas, niños y adolescentes la garantía de gozar sus beneficios sí así lo decidieran. La formación de los infantes de los 0 a los 3 años ahora se integra a la educación básica al igual que preescolar, primaria y secundaria. Como punto de partida, el gobierno federal es la máxima autoridad. Financiará y administrará sin excepción alguna, lo cual favorecerá a la población tomando en cuenta las diversas necesidades de los educandos y siendo ajena a cualquier doctrina religiosa. En otras palabras, será pública, universal, inclusiva, laica y obligatoria. Estos son los principios de la educación.

Por otra parte, el objetivo o fin último de la educación tierna a desarrollar todas las capacidades del ser humano y fomentar en él, a la vez, el amor a la patria, el respeto a todos los derechos, las libertades, la cultura de paz y la conciencia de la solidaridad internacional en la independencia y la justicia. De igual manera promoverá la honestidad, los valores con base en los derechos humanos y de igualdad sustantiva, de hecho y no solo de derecho, para todos sin distinción de raza, color, sexo, idioma, opinión pública, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social. Asimismo, por norma o regla general, se basará en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios. También consideramos los siguientes criterios:

Los planos y programas de estudio son otro elemento significativo para la labor de los docentes. Incorporar la perspectiva de género a fin de controlar las mismas condiciones de desarrollo hacia las mujeres en relación con el género masculino. Asimismo, se incluye el conocimiento de las ciencias y las humanidades, la enseñanza de las matemáticas, la lectoescritura, la literacidad, la historia, la geografía, el civismo, la filosofía, la tecnología, la innovación, las lenguas indígenas de nuestro país , las lenguas extranjeras, la educación física, el deporte, las artes, en especial la música, la promoción de estilos de vida saludable, la educación sexual y reproductiva y el cuidado al medio ambiente, entre otras en concordancia con el párrafo décimo segundo del texto relativo a la educación en la carta magna.

El artículo tercero constitucional alude a muchos otros temas igualmente importantes como la inclusión y equidad, el interés superior de la niñez, el Sistema Nacional para la Mejora Continua de la Educación. Los maestros son los actores fundamentales del proceso de enseñanza-aprendizaje ya que específicos a la transformación del país. Por ello se enuncia con toda puntualidad el reconocimiento a su labor. La Nueva Reforma Educativa también otorga a los padres de familia o tutores la responsabilidad de sus hijas, hijos o alumnos menores de dieciocho años concurren a las escuelas para recibir la educación obligatoria (artículo 31) y faculta al Congreso de la Unión para establecer el Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (artículo 73).

La Nueva Reforma Educativa expone la visión del mexicano que se pretende formar y la sociedad que se desea transformar. La Nueva Reforma Educativa es, de facto, la política educativa de la administración actual. Los principios, multas, criterios, criterios, perspectivas nutren a la Nueva Escuela Mexicana. Es vital que los docentes identifiquen las implicaciones para el aprendizaje y la gestión escolar. De eso depende la pertinencia de la enseñanza y la trascendencia de su trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here