El corazón le palpitaba como si fuera casarse de nuevo, era el reencuentro con la escuela que la ayudó a ser mejor maestra, volver a escuchar las risas y chistes de sus alumnos del Grupo 3A, sí, después de tres años, cinco meses y 24 días de haber sido sacada de su espacio de trabajo al oponerse a la mal llamada reforma educativa, la escuela primaria Jesús José Loya Aboytia, en Hermosillo, Sonora vio regresar a la maestra Marcela Zazueta Pillado, quien fue reinstalada.

La maestra Marcela representa la fuerza de las miles y miles de mujeres en el magisterio, el liderazgo que se necesita, la fuerza y la valentía que por más de tres años la hizo luchar por su causa y la de 52 docentes más, la entereza para soportar frío, calor, problemas familiares, angustia, enfermedades y dificultades económicas al ser cesada, hoy está de pie al igual que cientos de docentes en el país y frente a grupo, donde se forman los maestros comprometidos por lograr una educación de excelencia, como la prometió el Presidente López Obrador.

“Tres maestras que iniciamos con nuestros grupos hoy en Hermosillo no nos hacía bien regresar a otro centro de trabajo, pedimos volver a nuestras escuelas de donde fuimos cesadas, nosotros prometimos a nuestros alumnos y padres de familia que regresaríamos a nuestras escuelas, no es por orgullo, sino por mucha dignidad volver a nuestro centro de trabajo, y me lo dijo el Presidente Andrés Manuel López Obrador es como si no hubiera pasado nada volver a nuestros centros de trabajo”, dijo la maestra Zazueta, quien está convertida en una líder del movimiento donde se reinstalaron a los maestros en Sonora.

La docente defendió sus derechos, se opuso a la evaluación obligada con la Reforma Educativa del ex presidente Enrique Peña Nieto, y por eso fue perseguida, acosada y hostigada, hoy regresó a su centro de trabajo, con una sonrisa y mucha gente que estuvo apoyando el movimiento la acompañó.

La lucha de la maestra Zazueta fue justa y hoy llegó la recompensa, verse rodeada de padres de familia que la alentaron durante los más de tres años, de compañeros que la impulsaron a seguir y aunque no estaba presente su familia fue clave en la lucha, mostrarle a sus hijos que defenderse de las injusticias es válido,

El profesor Irene Ríos Figueroa habló de la reinstalación de la maestra sonorense: “Desde un principio iniciamos con la lucha para oponernos a la represión del gobierno federal, y el día hoy la maestra es reinstalada, es el primer paso, ahora falta ver si en verdad le van cumplir con respecto a los ingresos caídos, prestaciones y sobre todo una indemnización por todo el acoso al que la sometieron”.

Fueron 53 maestros reinstalados en Sonora, entre ellos la maestra Marcela Zazueta y el regreso de los docentes a las aulas y centros de trabajo es un “acto de justicia, es una confirmación de que los maestros siempre tuvimos la razón de los maestros que nos rebelamos contra la falsa reforma educativa y es una fuerte llamada de atención, sobre todo si tienen vergüenza las autoridades represivas y sobre todo la omisión de las autoridades educativas que dejaron solo al magisterio”, dijo Ríos Figueroa.

Fue un día especial para la maestra Zazueta, recibió flores, abrazos, palabras de felicitación de conocidos y amigos, ya que regresar por la puerta grande, de manera triunfante a la escuela de donde la sacaron en un acto vil representa justicia para el magisterio, quien sin la ayuda de los presuntos líderes salió adelante.

 

Con información de MxM Nacional y foto especial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here