El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezó su primera ceremonia del Grito de Independencia, desde el balcón de Palacio Nacional, en la Ciudad de México, ante una multitud de personas.

El presidente dio vivas a los héroes de la independencia, pero también a los pueblos indígenas, la fraternidad universal y la grandeza cultural del país. México celebró ayer domingo 15 de septiembre el 209 aniversario de su Independencia.

Ante un zócalo lleno, el presidente tañó la campana de Dolores al tiempo que ondeó la Bandera -que minutos antes recibió de la Guardia de Honor en el Salón protocolo- para luego cantar el himno nacional junto a los ciudadanos.

Tras regresar la bandera, el presidente regresó al balcón central acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller para disfrutar de los juegos pirotécnicos. En los balcones contiguos a la izquierda del mandatario, aparecieron los integrantes del gabinete -en el inmediato, los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de Hacienda, Arturo Herrera, con sus respectivas cónyuges. Al final de la hilera, se ubicaron los hijos del mandatario.

Durante el tiempo que el presidente estuvo en el balcón central -27 minutos desde su primera aparición-, la gente no dejó de expresarle su apoyo. “No estás solo, sí se pudo, sí se pudo; es un honor estar con Obrador. Señor presidente, tu pueblo está presente”.
Abajo tocaba la Banda Oficial del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe.

Posteriormente, el presidente se dirigió al patio central del Palacio Nacional donde departió con poco más de 300 invitados de más de 500 que inicialmente se habían mencionado.

Con información de La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here