Alfonso Cepeda Salas fue integrante del Comité Ejecutivo Nacional del SNTE de 1998 a 2018, ocupando, en los últimos seis años antes de ser nombrado secretario, el de Coordinador del Colegiado Nacional de Administración y Finanzas del sindicato, por lo cual sabe perfectamente cuánto dinero hay en las arcas de la organización, quién entregó los recursos y qué se hizo con el capital de miles de maestros en México.

Sabe también que deberá presentar un informe completo y desglosado con todos los recursos que manejó en los últimos seis años como parte de la coordinación de finanzas del sindicato, y dar cuenta de cada peso que recibió el sindicato.

Los docentes quieren una auditoria en el SNTE. Saber qué se hace con sus aportaciones quincenales, en qué se invierten, qué propiedades tiene el sindicato y cómo se están manejando los recursos que aportan y los que otorgan los gobiernos estatales y federal aportan a la agrupación. Ante esto Cepeda pierde la sonrisa, porque hay muchas dudas de qué se hace con el dinero de los docentes.

Los trabajadores de la educación están dolidos, porque Juan Díaz y Alfonso Cepeda los abandonaron ante una reforma educativa que los señaló, exhibió, hostigó y quitó los derechos laborales ganados en los últimos 50 años.

Los maestros y maestras saben que Díaz y Cepeda sirvieron a los intereses del ex presidente Enrique Peña Nieto y de los secretarios de Educación del sexenio pasado, así como del ex candidato a la Presidencia de la República, José Antonio Meade.

Cepeda le dio la espalda al magisterio, traicionó al gremio y desde hace un año tiene conocimiento que sus días al frente del SNTE están contados, porque aunque se aferre al cargo, sabe que la orden del Presidente López Obrador está dada vía la nueva reforma laboral: Elecciones en todos los sindicatos, para que sean los trabajadores los que elijan a sus dirigentes por medio de voto libre, secreto y universal.

Urge que los reglamentos del SNTE cambien y se convoque a elecciones para renovar al Comité Ejecutivo, que lleguen las elecciones y dirigentes realmente comprometidos con los trabajadores de la educación, que conozcan lo que quieren los maestros y sobre todo que nunca los traicione como pasó con Cepeda Salas.

El Presidente López Obrador lo ha repetido muchas veces: las elecciones van a llegar al SNTE, ya hasta apartó su lugar para ver de cerca la elección, entonces el futuro de Cepeda Salas es totalmente oscuro y para los maestros el futuro está soleado, porque podrán elegir ellos mismos a quien mejor los represente.

Con información de MxM Nacional y foto especial

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here