El SNTE nace cuando el Comité Coaligado de Unificación Magisterial lanzó la convocatoria para realizar el Congreso Nacional de Unificación Magisterial o Congreso Constituyente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, del 24 al 30 de diciembre de 1943, en el Palacio de Bellas Artes, sí, hace casi 76 años, por eso sorprende que el dirigente interino actual, Alfonso Cepeda Salas convoque a festejar el próximo 5 de octubre, cuando la fecha ya pasó y cuando en seis años no ayudó a los maestros.

Por seis años Juan Díaz de la Torre y Alfonso Cepeda Salas desaparecieron al SNTE del plano nacional. Sí, el sindicato fue excluido de la escena educativa, fue comparsa del gobierno de Peña Nieto. Con la reforma laboral de 2011, el SNTE permitió con su pasividad política la injerencia gubernamental en la vida sindical y la desaparición del contrato colectivo de trabajo.

Los grandes temas a debate: reforma laboral en materia educativa; evaluación docente; modelo educativo y de gestión; condiciones laborales e institucionales del trabajo docente; entre otros, fueron impulsados para ser parte de la agenda educativa por otras organizaciones sindicales y los maestros mismos en casi todas las entidades federativas, pero no por quienes encabezaban el SNTE.

Alfonso Cepeda vías la secciones en el país convoca a los maestros para celebrar el 75 aniversario del sindicato, cuando eso pasó hace ocho meses, cuando el Presidente Andrés Manuel López Obrador arribaba al poder, sin embargo no lo hizo en la fecha correcta Cepeda, sino ocho meses después lo convoca, con sucias intenciones: mentirle a los docentes, los cuales saben perfectamente quién es Cepeda.

El dirigente interino está usando los recursos del sindicato para pagar camiones, aviones, hospedaje y traer a los delegados y a invitados especiales, todo con dinero de las aportaciones de los docentes.

Lo cierto es que los educadores ya no caen en las mentiras de los líderes seccionales y en el dirigente interino, los trabajadores de la educación saben quien los traicionó con la aprobación de la mal llamada reforma educativa, conocen a quienes los dejaron sin trabajo, con el cese de cientos de maestros que no aceptaron ser evaluados.

Los maestros no van a caer en las manos de individuos como Alfonso Cepeda Salas y todos los que traicionaron al sindicato y a sus afiliados.

Con información de MxM Nacional y foto especial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here