Con la aprobación de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 035 entrará en vigor en el mes de octubre del 2019 a nivel nacional y será cumplimiento obligatorio a partir de octubre de 2020, las pequeñas, medianas y grandes empresas deberán atender factores de riesgo psicosociales que padece su personal, como el estrés laboral, ansiedad y desequilibrio del sueño. Esto para propiciar un entorno organizacional favorable y proteger la salud mental de los trabajadores mexicanos.

El Mtro. Arturo Orozco Magallón, Coordinador de la Licenciatura de Psicología Organizacional (LPO) de CETYS Universidad Campus Tijuana, explicó que la medida obligará a las empresas, no solo a identificar estos factores, sino a atenderlas con medidas de prevención, acciones de control seguras y confidenciales, con lo que promoverá un mejor ambiente para los trabajadores.

“Se hace un diagnóstico, se hace un plan para atacar todas las áreas descuidadas y se tiene que llevar a cabo con las acciones. Lo más claro es entender la carga de trabajo, la violencia, la relación jefe-seguidores es decir un mal liderazgo, incluso el acoso laboral”, especificó el especialista de CETYS Universidad.

Durante el 2019 las empresas deben identificar estos factores y para finales del 2020 la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) podrá aplicar sanciones de no encontrar que se identificaron estos factores y que fueron atendidos a través de un plan de acción, advirtió el Mtro. Orozco Magallón.

Con información cortesía Excélsior y foto especial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here