En un acto desesperado por tratar de recuperar la confianza del magisterio en los últimos seis años, el dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda Salas, anunció que a fin de garantizar el respeto a los derechos humanos de los educadores en los procesos de ingreso, promoción y permanencia en el servicio docente, se impulsará una campaña para denunciar cualquier acto de corrupción, cuando no ha sido capaz de decir dónde están los millones que le entregó la SEP para difundir la mal llamada reforma educativa, por lo que se nota su miedo a ser auditado y sobre todo a que algo similar a lo que sucede con el ex líder petrolero le ocurra a él.

“Vamos a emprender una gran cruzada para que se hagan las denuncias correspondientes. Que haya los castigos y que se aplique todo el peso de la ley”, aseguró Cepeda, quien se aferra al cargo y no lanza la convocatoria para que se den elecciones en el SNTE con voto libre, secreto y universal.

Las estrategias y los asesores de Cepeda Salas hacen lo imposible porque tenga protagonismo, sin embargo al no conocer ni siquiera lo que son las extrañas del sindicato se exhibe, como sucedió en la entrevista para Milenio con Carlos Marín, donde dio datos mal sobre el número de secciones a nivel nacional, por lo que el nerviosismo se nota, porque sabe que los trabajadores afectados durante los últimos seis años no van a tolerar que siga en el cargo, cometiendo los mismos actos que su antecesor Juan Díaz de la Torre, el gremio se cansó de las mentiras, de la traición que sufrieron al estar de acuerdo con la mal llamada reforma educativa, por lo cual quieren fuera a Cepeda del sindicato.

Con información cortesía de La Jornada y MXM Nacional, foto cortesía web SNTE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here