La unión del magisterio es a prueba de todo. Cuando los trabajadores de la educación han titubeado es cuando los gobiernos se han aprovechado para lastimarlos, quitarles sus derechos laborales y etiquetarlos como los culpables de que en el país la educación sea mala, pero hoy en día todos los que conforman o están involucrados en el gremio tienen un compromiso: rescatar al SNTE para democratizarlo y que realmente sus dirigentes tengan conocimiento de lo que quieren y necesitan los agremiados.

Sí, la unión del magisterio es fuerte, rescatar al SNTE hoy en día no es fácil, pero nunca lo ha sido, hoy Alfonso Cepeda Salas y su grupo adecuan los estatutos o los cambian a su conveniencia, demostrando lo que son: unos oportunistas que no les importa el magisterio, sino sus intereses personales, así como el dinero.

A los maestros y maestras se les ha culpado del nivel educativo de los niños, niñas y jóvenes, pero es falso, la educación no mejora porque la autoridad no permite mejores condiciones para los alumnos, quienes llegan sin desayunar, caminando grandes distancias o las escuelas están en mal estado y sin tecnología.

Hoy en día los trabajadores de la educación van con todo por el rescate del sindicato, que las nuevas generaciones sean las que dirijan, guíen y hagan crecer al sindicato más importante de América Latina.

Rescatarlo de las manos que en los últimos seis años lo hundieron al permitir la mal llamada reforma educativa y a quienes permitieron que los docentes fueran perseguidos, acosados y ultrajados en sus derechos laborales.

La lucha no será fácil, pero después de soportar toda clase de atropellos en los últimos seis años, los docentes, trabajadores de la educación, conserjes, prefectos, directores y todos los que conforman el magisterio no le temen a nada, hasta el miedo les quitaron, dijera la maestra Marcela Zazueta en Sonora.

El magisterio va por nuevos líderes que tengan vocación de servicio para los trabajadores y sean unos guerreros para defenderlos de las autoridades, nunca más maestros sin salarios, sin medicinas, sin capacitación, sin dignidad, la lucha sigue a diario, en el aula, en la calle, en casa, el rescate del SNTE está cerca.

Con información de MXM Nacional y foto especial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here