El rostro de Trumka

0
198

Por: Dr. Luis Ernesto Salomón Delgado, catedrático e investigador de la UdeG

Cuando Richard Trumka, el dirigente de la poderosa central sindical AFL-CIO de los Estados Unidos, vino a México hace algunas semanas, le dejó claro al Presidente López Obrador que la aprobación del tratado comercial por parte de los demócratas requería de garantías suficientes de vigencia de los derechos sindicales de los trabajadores mexicanos. Se discutieron propuestas para mecanismos de supervisión independientes sobre la vigencia de estos derechos en los centros de trabajo en México. Lo que en principio fue rechazado por las autoridades mexicanas, quienes enviaron una carta al Capitolio ofreciendo invertir recursos para implementar las reformas.

Lo que está en el centro de la atención son los llamados sindicatos blancos, los contratos de protección y el modelo sindical que privilegia a los líderes sobre la decisión libre de los agremiados, que ha funcionado durante décadas. El argumento es que durante años este sistema ha propiciado el mantenimiento de salarios muy bajos, que constituyen una competencia desleal a empresas y trabajadores de Canadá y estados Unidos, por lo que debe incentivarse que el sistema sindical sea muy similar entre los tres países.

El ambiente se agita luego del fracaso el jueves de una reunión de alto nivel en Washington y de declaraciones encontradas entre Donald Trump y Nancy Pelosi, y luego el líder Trumka fue claro al señalar que no estaba conforme, con lo que la situación ha llegado a un punto culminante, considerando que si no se logra aprobar antes del día de Acción de Gracias, sería muy difícil que este mismo año lograra pasar por la votación del Congreso. Esto llevaría a que el tema se pospusiera en medio de la batalla electoral y el impechmeant, agregando incertidumbre a las perspectivas económicas de México.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here