De verdad cree Alfonso Cepeda que podrá engañar al presidente Andrés Manuel López Obrador cuando él se muestra fehacientemente emocionado pretendiendo darle la mano al mandatario y el presidente le da un tímido saludo, cortante, es previsible que López Obrador lo hace por un compromiso pasajero para salir de momento, pero el saludo no es generoso, de dos conocidos, de dos dirigentes o de dos amigos, nada que ver con lo que pretende hacer creer Cepeda, una mentira más de dicho personaje, la sonrisa no es como la que tuvo ante Cepillín en el aeropuerto, ni hubo abrazo con Cepeda, es simplemente un saludo.

El tímido saludo del presidente López Obrado, demuestra que presumiblemente tiene claridad el gobierno federal que la actitud del traidor de Cepeda sin duda pasará por la prueba de las urnas (Elecciones en el SNTE) y allí se la van a cobrar todas las autoridades y los trabajadores de la educación, no hay duda que así será, nadie se puede ir con la finta de la foto de la “felicidad”, es una treta más de Cepeda, hay que ver bien la foto, uno se desvive en un saludo que no existe y el presidente solo tiene un tímido saludo para salir del paso, un saludo político pero sabiendo la clase de persona que es Cepeda

Con información de MXM Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here