¿Pasará a la historia Alfonso Cepeda, como el hombre que dinamitó al SNTE? Y ¿Provocó el divisionismo y la conformación de un nuevo sindicato? En los próximos meses se verá.

Divide et impera (Divide y vencerás) frase griega, la cual significa enfrentar a un grupo entre si, dividirlo, lo cual aplica hoy en día en la situación que vive el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en donde miles de maestros exigen elecciones con voto libre, secreto y universal para elegir a sus dirigentes, mientras el grupo en el poder se niega y busca alianza con políticos en funciones, por lo cual el futuro del sindicato está en riesgo de dividirse, lo que llevaría a la conformación de otro sindicato, con lo cual el actual perdería la fuerza que lo caracterizó durante décadas.

Sí, la estrategia de divide y vencerás, es muy antigua, y aún en estos tiempos de cambios, transformación y más parece estar dando resultados, ya que el dirigente interino del SNTE busca perpetuarse en el poder con el encono de miles y miles de trabajadores de la educación, quienes están inconformes por todos los atropellos sufridos desde hace siete años, por lo cual se niegan a tenerlo en el cargo y a seguir pagando sus cuotas a alguien que no gestiona ni soluciona sus problemas.

En todos los rincones del país existen problemas para los docentes, algunos con plazas otros sin ellas, sin pagos de salarios, una gran cantidad de problemas que no han sido solucionados por la actual dirigencia de Cepeda, por lo cual los trabajadores quieren cambios reales y de fondo, nada de promesas incumplidas, nada de pagos por el voto, quieren que su derecho a elegir a un dirigente que sí cumpla con sus expectativas y no sea un dirigente virtual que nunca soluciona nada.

Si Cepeda en complicidad con algunas autoridades del actual gobierno federal se aferran a no sacar la convocatoria para elegir a dirigentes nacionales del SNTE, no está lejos la posibilidad de la conformación de un nuevo sindicato y eso beneficiaría al gobierno, ya que tendría dividido a los docentes, la fuerza del magisterio se dividiría y eso no es bueno para nadie, pero la ambición de un hombre de bajos instintos en la política como Alfonso Cepeda pasaría a la historia como el dirigente que propició el desmantelamiento del SNTE, el divisionismo por querer perpetuarse en el cargo.

Con información de MXM Nacional y foto cortesía página web SNTE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here