Admiten desvíos y malos manejos en el SNTE de Nuevo León

0
900

El Gobierno estatal confirmó ayer haber detectado malos manejos en la Clínica Hospital de la Sección 50 de Maestros, pero se deslindó de promover acciones legales, pese a que implican el desvío de recursos públicos.

Manuel González, Secretario General de Gobierno, aseguró en entrevista que las investigaciones y denuncias corresponden directamente al SNTE, que administra la unidad médica con las cuotas de sus agremiados.

“Están abiertas las investigaciones alrededor de esto, pero son investigaciones al interior del sindicato”, expresó.

“Hemos llevado pláticas con la Sección 50 durante los últimos dos años por todas las cosas malas que encontramos ahí, y se siguen las investigaciones”.

Aunque el Secretario admitió que el Estado ha destinado partidas extraordinarias para cubrir el déficit que se ha generado por la mala administración de la clínica, insistió en que es un asunto que deben resolver internamente.

“El Estado intervino para corregir, y desde hace tiempo se corrigió, pero ése es un dinero que ejerce el sindicato”, expuso.

El miércoles, un periodista de EL NORTE se infiltró a una reunión privada en la que el secretario general de la Sección 50, José Luis López Rosas, dijo a un grupo de maestros jubilados que el endeudamiento de 230 millones de pesos que enfrenta la clínica se debe a la corrupción.

En el encuentro, el dirigente explicó que una auditoria realizada por el Estado y otra por contadores del propio sindicato revelaron que los medicamentos se compraban con sobrecostos de hasta 42 por ciento, además de que se realizaban prácticas “poco éticas”, como vender de forma personal prótesis adquiridas para la clínica.

López Rosas fue localizado ayer en su teléfono celular, pero dijo que estaba tomando un vuelo y no podría atender la solicitud de entrevista hasta hoy.

El director general de la clínica, Víctor Manuel Leos, también fue localizado y se excusó alegando que requería de autorización del secretario general para hablar sobre el tema.

“Yo no puedo declarar nada a menos que el maestro José Luis López Rosas lo autorice”, dijo.

“Tendrían que hablar con él y, si él lo autoriza, yo les puedo decir”.

Mientras, los pacientes de la clínica continúan padeciendo un servicio deficiente.

“No encontré nada (de medicinas), del corazón no me dieron ningún medicamento”, se quejó ayer Marie Ledezma, maestra de 62 años que hace unos meses sufrió un infarto.

“Hoy me tocaba, pero nada, me dijeron que no había.

“Está bastante mal que no pongan denuncia (por las irregularidades en la clínica)”, dijo.

“Se van pasando la pelota uno y otro y el que se va sentando va robando y no componen las cosas. Así nunca vamos a tener medicamento”.

En la Clínica de la Sección 50 un maestro que no quiso dar su nombre dijo que tardó más de un mes en recibir bolsas de colostomía para su esposa.

“Me tenían que dar el 26 de diciembre las bolsas de colostomía para mi esposa.

“Tardaron más de un mes, de diciembre hasta hoy (ayer), y son importantísimas”.

Con información de El Norte y foto de José Luis López Rosas, cortesía Grupo Milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here