La mafia del poder en la SEP

0
799

Por: Raymundo Adame, Educación en Movimiento

Tal parece que la famosa mafia del poder, de la que tanto hablaba el actual presidente Andrés Manuel López Obrador, está atrincherada en la Secretaría de Educación Pública (SEP) y en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Flaco favor le hace, el líder visible, de esa mafia Esteban Moctezuma Barragán, al dirigente, ya denominado “espurio”, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) cuando asegura que ya no hay “contraparte” entre SEP y SNTE, son lo mismo, o siempre han sido lo mismo, en ese escenario, la esencia del sindicalismo ha desaparecido: sindicato y autoridad no podrían ser lo mismo, ambos organismos obedecen a diferente objeto y orígenes, mientras el primero es la parte patronal quien con su actuar, en la mayoría de veces, oprime, reprime y busca la explotación del trabajador pagando o dándoles las mínimas concesiones; el Sindicato por su parte, debiera defender los intereses de sus agremiados contra los abusos de la autoridad, que son muchos; sin embargo esta colusión de la que habla el titular de la SEP y asume Alfonso Cepeda, mansamente, deja en la indefensión al trabajador y lo reduce a ser rehén de una parafernalia del poder, como prevaleció en los tres anteriores sexenios.

Todo ello hace notar que la lucha por la sucesión presidencial ya empezó, los equipos empiezan aglutinarse y Moctezuma Barragán toma la delantera, teniendo como escuderos a Cepeda y María Luisa Alcalde, titular de la STPS, cuyo padre Arturo Alcalde, lo ubican como asesor laboral del SNTE, y para colmo su mamá trata de apoderarse del partido político Morena, cierto que en política nada es fortuito, ni circunstancial: Alfonso Cepeda vende la nómina magisterial, como ya lo hizo con Peña Nieto, Aurelio Nuño y Meade; ya sabe el camino y sabe que reditua económicamente, aunque no ganen; a cambio la SEP lo financiará y la STPS retrasará, lo más que pueda, los cambios sindicales; por tanto, Cepeda solo tiene que promover e impulsar la imagen de Moctezuma y mandar a votar a sus huestes en las elecciones de Morena por Bertha Luján.

Mientras en la SEP los problemas siguen, existen alrededor del 35 por ciento de trabajadores que realizan funciones de supervisor, director y subdirectores que no reciben sus emolumentos conforme a dicha función, aun cuando haya plazas de cobro para dichas funciones, pero cuyos montos se reasignan año con año a otros rubros, sin que se dé cuenta de ello, pues se hace de manera discresional. Las plazas siguen distribuyéndose a los amigos del sindicato sin ton ni son. Los comisionados siguen aumentando. Los directivos continúan sin realizar sus funciones.

La SEP es un caos que perjudica a la educación y viola los derechos del magisterio; pero ya tiene el candidato de la mafia del poder en el nuevo gobierno.

Está bien que aspiren, es legítimo,  pero que lo hagan con su dinero y renunciando a la función pública que se le encomendó y no con los recursos del pueblo destinados a la educación, ni amparados con la estructura de una Secretaría de Estado.

En suma: un dirigente del SNTE así, no sirve al magisterio; y un titular de la SEP así, no sirve a la educación.

 

Foto cortesía W Radio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here