La Auditoría Superior de la Federación (ASF), ha detectado nuevas anomalías equivalentes a 320.3 millones de pesos en la aplicación que el Gobierno de Guadalajara, Jalisco, realizó al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone) durante 2018.

Según se detectó en la revisión 981-DS-FG, el ente fiscalizador, encontró anomalías en pagos a personal docente de la Secretaría de Educación que no fue localizado en ningún centro de trabajo de educación básica y normal.

Así mismo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), detectó inconsistencias equivalentes a 9.7 millones de pesos en pagos a unos 55 trabajadores que no lograron acreditar sus funciones educativas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here