15 de Mayo atípico

 

LIC. ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

LIC. ESTEBAN MOCTEZUMA BARRAGÁN

SECRETARIO DE EDUCACIÓN PÚBLICA

A LA OPINIÓN PÚBLICA

A LAS MAESTRAS Y A LOS MAESTROS

Quienes formamos la Asociación Civil Maestros por México levantamos la voz para celebrar el Día del Maestro en condiciones sin precedente: con una pandemia en expansión, las escuelas cerradas y al inicio de una crisis económica profunda. La incertidumbre crece y el miedo al contagio provoca distorsiones en las actividades de los mexicanos. Ante esta coyuntura los maestros estamos abocados a fortalecer nuestro papel de líderes en las comunidades para fortalecer la confianza de las personas y contribuir en las tareas que nos corresponden para retomar las actividades educativas con seguridad para todos.

La grave crisis económica mundial originada por los desequilibrios del mercado global llevaron al FMI a establecer un estimado de crecimiento a la baja de 3.3% con efectos nocivos a la expectativa de crecimiento en nuestro país. A lo que habría que agregar la pugna entre las potencias petroleras que inundaron el mercado, provocando más incertidumbre económica para este 2020. En este marco económico se da la llegada del coronavirus (covid-19) que como secuela nos dejará una contracción económica estimada en 6%. Y ya con el confinamiento como medida sanitaria para evitar la expansión de la pandemia estamos llegando a un 15 de mayo atípico. Con un servicio educativo que se retomó bajo la estrategia de APRENDE EN CASA, sin que el magisterio conociera los datos duros del diagnóstico sobre el que se diseñó, pero que ya en marcha choca brutalmente con la realidad que se vive en las comunidades donde están asentadas nuestra escuelas, la situación actual ha desnudado las condiciones precarias de esos espacios escolares en los que se hace grande a la Patria.

Hoy que las madres y padres de familia por el esfuerzo que realizan, son más empáticos, nos han expresado que nuestra labor, no es cosa sencilla. Educar requiere cariño a la profesión que engloba a muchas otras, que suple a veces, hasta el amor filial, cuando no existe la figura materna o paterna que un niño, una niña o un adolescente necesitan.

Othón Salazar, maestro mexicano y luchador social decía que “cada quien siente orgullo de la profesión que ejerce en la vida”, en este 15 de mayo “Día del Maestro”, nos sentimos orgullosos de ser maestros, pero doblemente orgullosos por tener la dicha de compartir con ustedes esta vocación profesional y esa vocación progresista de cambio social.

Vivimos momentos de crisis en todos los sentidos. Y es en las crisis donde surgen los verdaderos liderazgos, la transición que estamos viviendo ha sacado los mejor de los trabajadores de la educación quienes sin temor nos hemos hecho presentes haciendo oír nuestra voz, defendiendo nuestro derecho de petición y de réplica, nuestro derecho a ser escuchados y a recibir un trato igualitario como trabajadores y a ejercer nuestras garantías individuales sin limitaciones de ninguna índole, por ello, este 15 de mayo celebramos el despertar de las conciencias que cada día son más y se siguen sumando a este movimiento.

Nuestro reconocimiento a las Maestras y Maestros de México, lo que son, es lo que hace la diferencia, porque mientras haya convicción como la suya, en México podemos seguir impulsando con esperanza la transformación que tanta falta nos hace.

En Maestros Comprometidos Por México, hemos manifestado ya nuestra posición para regresar a las aulas solo en condiciones de plena seguridad para los niños, sus padres y los mentores. Y ahora nos manifestamos en pro de una política pública emergente en materia educativa que considere los siguientes elementos:

  1. La participación de los maestros en las decisiones relacionadas con el regreso a las aulas de los niños y jóvenes, considerando siempre las condiciones específicas de cada comunidad y utilizando pruebas sanitarias suficientes para brindar certidumbre a las familias de los educandos y a los maestros.
  2. La autorización de medidas emergentes para generar condiciones de distanciamiento en las aulas, planeación de nuevos modelos de educación física y uso de los tiempos de recreo. En todo caso las escuelas necesitan urgentemente recursos para sufragar los gastos de sanitización, mejora de baños, uso de antibacteriales y de mobiliario y equipo para dividir los grupos más numerosos.
  3. El uso de tecnologías para respaldo de la educación mediante acuerdos de uso y contenidos en el que participen los auténticos maestros frente a grupo. Las experiencias recientes muestran el riesgo de fracasar si no hay un ejercicio de adaptación regional en la forma de uso y en los contenidos.
  4. La autorización de un aumento de salario emergente de 25% para respaldar la labor de los docentes, que recupere el poder adquisitivo perdido en los últimos seis años, en donde los aumentos han estado por debajo del nivel inflacionario real.
  5. El uso de mecanismos financieros emergentes para obtener recursos suficientes para mejorar y remodelar TODAS las instalaciones sanitarias de las escuelas públicas de México, que en gran medida están en condiciones deplorables.
  6. Dejar de lado el corporativismo abriendo espacio para que los maestros frente a grupo se expresen libremente sin las presiones que produce el contubernio de las autoridades locales con quienes se ostentan como representantes sindicales.
  7. Emprender un programa auténtico de capacitación y mejora profesional de los maestros de México que desarrolle sus habilidades en el uso de las nuevas tecnologías, en el que se inviertan recursos suficientes para elevar la calidad docente dejando a un lado las ineficientes cargas administrativas que restan tiempo al trabajo directo con los niños y los jóvenes.

La mejor forma de festejar a los maestros de México es el trabajo eficaz en pro de una educación de excelencia, lejos de toda consideración política y de mecanismos de control gremial.

Las circunstancias nos colocan ante la oportunidad de dar un paso al frente en la auténtica transformación de la educación en México, no la dejemos pasar. Los maestros tenemos vocación, determinación y capacidad, exigimos que la autoridad nos respalde en la voluntad de trabajar por un México mejor.

¡POR UN VERDADERO ESTADO DE DERECHO! ¡CERO CORRUPCIÓN!

 

¡TRANSPARENCIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS!

 

¡NO A LA SIMULACIÓN!

POR LA EDUCACIÓN AL SERVICIO DE PUEBLO

 

COORDINACIÓN NACIONAL DE MAESTROS COMPROMETIDOS POR MÉXICO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here