Por: Dr. Luis Ernesto Salomón Delgado, catedrático e investigador de la UdeG

A unos cuantos días de la elección en Estados Unidos, más de una tercera parte de los votos esperados ya se han emitido de forma anticipada. La pandemia y la campaña han creado un ambiente de perplejidad e inconformidad sin precedentes por lo que merece la pena repasar algunos tópicos de este proceso político trascendental para el mundo y para nuestro país:

I.  La elección convocada espera que la participación supere el 60% con más de 150 millones de votos emitidos. En la elección de 2016 votaron 138 millones y la mayoría del voto popular fue para los demócratas, pero Trump ganó gracias al sistema de elección indirecta. La pandemia impacta directamente la participación al impulsar el voto anticipado y romper el modelo de que el voto anticipado favorece a los republicanos.

II.  La elección se ganará por el candidato que reúna el apoyo de 270 votos electorales de un total de 538 representantes electos el día 3 de noviembre próximo en cada estado.

III. Ahora mismo hay estados donde la elección parece estar decidida por amplio margen y por tanto altamente probable que todos sus votos electorales ya estén “asegurados” por los candidatos. En este caso estarían los estados de California y Nueva York  para los demócratas,  y Montana, Idaho o Tennessee para los republicanos.

IV.  Son los estados con elecciones más cerradas quienes decidirán la mayoría en el colegio electoral:

a). Florida con 29 votos electorales son el objetivo estratégico de ambos partidos. Ahora mismo las encuestas dan una ligera ventaja de 1.5% por lo que técnicamente puede afirmarse que está empatado.

b). Pensilvania tiene 20 votos electorales. Las encuestas dan un aventaja de más de 5% a Biden.

c). Michigan cuenta con 16 votos electorales, fue un bastión ganado por Trump en 2016 y ahora las encuestas dan ventaja a Biden por 7%.

d). Wisconsin tiene 10 votos electorales y es un territorio muy disputado, las encuestan favorecen a Biden por más de 4%.

e). North Carolina con sus 15 votos electorales está prácticamente en un empate con ligera ventaja de poco más de 1% para los demócratas.

f). Arizona con sus 11 votos electorales se ha convertido en un estado competido luego de una larga tradición republicana, ahora Biden tiene una ligera ventaja en las encuestas de poco más de 2%.

g). Georgia con 16 votos electorales mantiene un empate con ligera ventaja para Trump de casi 1%.

V.  Los estados en donde la ventaja es ligeramente mayor en las encuestas también pueden jugar un papel importante en caso de que opere el voto oculto. Ohio con 18 votos electorales y Texas con 38 son fundamentales para los republicanos con ventajas de 5% en promedio, si se produjera una derrota en Texas o en Ohio sería el presagio de la derrota para Trump. En la misma situación pero a la inversa están Virginia con 13 votos, Minnesota con 10 votos electorales, Nevada con 6 y Colorado con 9 para los demócratas.

VI. Las tendencias observadas por las encuestas en las últimas semanas muestran que los márgenes se estrechan en los estados más disputados aunque con una ligera ventaja de Biden.

VII. En la elección también se elige la Cámara de Representantes donde los demócratas pudieran conservar la mayoría ya que las encuestas muestran una ventaja en la mayoría de los distritos.

VIII. Están en juego 35 de los 100 asientos del senado y ahí los republicanos defienden con todo su mayoría. Serán clave las elecciones de senador en Arizona, Georgia, Carolina del Sur y Michigan.

IX. El voto hispano será, según estimaciones del Pew Research Center, de 13% del total emitido, lo cual es especialmente importante en Nuevo México donde un 43% del voto será de origen hispano y mayoritariamente mexicano, en California y Texas con un 30%, Arizona 24% y Florida podría llegar a 19%, donde hay una comunidad republicana formada por la emigración cubana, la del Caribe en general  y de Sudamérica, especialmente ahora importante la de Venezuela.

X. Las comunidades de origen mexicano son ahora especialmente activas en California, Arizona, Colorado, Texas, Nevada y en Illinois y Nueva York, aunque mantienen un nivel bajo de participación electoral, la tendencia es al alza.

XI. Las perspectivas a unos cuantos días de la elección indican que los campos de batalla más significativos estarán en Florida, Georgia, Pensilvania, Michigan, Wisconsin y las Carolinas. Se considera que cualquiera de los candidatos que gane Florida y Pensilvania sería seguramente presidente. Sin embargo aun quedan combinaciones posibles para perfilar un triunfo de Trump que parece el candidato que estaría contra las cuerdas.

XII. Algunos estudios consideran que la marea roja que llenó los espacios en la elección de 2016 parece tornarse en una marea azul que podría darle además de la presidencia el control de ambas cámaras a los demócratas. La gestión de la pandemia y la crisis de la economía son factores irreductibles que lastiman a los republicanos.

XIII. Más de 53 millones de ciudadanos ya han sufragado y se espera que el voto temprano supere los 60 millones votos, más del 33% de la participación estimada. La suerte está echada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here